17 de julio de 2017

Para el que me dejó sin palabras

Sos la única persona a la que decidí presentarme sin antes pasar horas arreglándome el pelo o  cada defecto de la cara gustarte. Sos el único hombre con el cual pude sentirme cómoda a los treinta segundos de verte y el único con el que pude ser yo misma desde el primer día. Nunca conocí a nadie tan transparente, frontal y sobre todo, seguro de lo que sentía, de lo que quería a pesar de ser consciente de lo vulnerable que eso lo hacía. Llegaste cuando yo aprendí a tener una pizca de eso que tenés vos. De las cosas como son. De si te gusta bien, y si no, no. Cuando reaprendí el valor de la honestidad, de arriesgarse, y de no perder tiempo en lo que no lo merece.
Nunca me imaginé que podías entenderme por lo diferentes que somos, y sin embargo, nunca tuve que darte explicaciones, porque te calentas en CONOCERME, desde la punta del pelo hasta esa oscuridad profunda en la que suelo habitar… y "a las personas las aceptas como son, o no las aceptas", como decís vos. Y cargas con todo lo que soy y todo lo que hago, y perdonas todo aquello que me falta. Me das todo lo que tenes y me empujas y me acompañas para ser y estar mejor. Nunca supe que fuera posible que alguien me quisiera así. 


Desde que te conocí ya no escribo tanto... y es que es la primera vez que alguien me dejó sin palabras.

Feliz 3° aniversario. ♥