22 de septiembre de 2011

El rencor y el amor no pueden convivir

"El perdón es un cambio en la percepción que remueve un bloqueo en mi hacia mi conocimiento de la presencia del amor".*


Cuando alguien nos hace algo feo, seamos conscientes o no de ello, nos lo guardamos. Nos aferramos a ese odio hablando de las de las razones por las cuales nunca vamos a perdonar, repasando los hechos, confirmando con los demás que esa persona no merece ser perdonada, y hasta nos creemos más vivos por estar enojados... y lo más gracioso es que pensamos que el que se jode es el otro.

Escuché una metáfora que dice algo así como que no perdonar, es como llevar a cuestas una olla con agua hirviendo, creyendo que vamos a poder tirársela encima al otro... pero la verdad es que el que se termina quemando es uno mismo. *

Y es que no perdonar duele. Hace revivir una y otra vez aquello que nos lastimó, manteniéndolo vigente, como si en este preciso momento, todavía fuera real. Quizás por miedo a que nos vuelva a pasar lo mismo, o porque pretendemos que nos pidan perdón, creamos ese bloqueo. No hay una mejor palabra para describirlo: bloqueo. Un bloqueo mental que no deja ver más allá de lo que vivimos, que lleva toda nuestra atención a la presencia de quienes nos lastiman y no de quienes nos aman.

Cuando perdono a los demás, lo sepan o no, así quiera tenerlos en mi vida o dejarlos ir, no hago más que perdonarme a mi misma por dejar que me lastimen. Únicamente cuando logro llegar al punto de agradecer el mal que me hicieron y les deseo felicidad, entiendo que todo fue para bien... y nada más que ese conocimiento puede hacer que se abra la puerta para que entre el amor en vos y se disuelva todo el rencor.


*Extraído de "11 Forgotten laws" de Bob Proctor y Mary Morrisey.

11 comentarios:

ėfėdėfėdė dijo...

cómo hacés para escribir asi de hermoso me pregunto yo?
que cosa.. siempre con el planteo justo.
saludetes muchacha

Gonzalo dijo...

¿¿¿Nada más que ese conocimiento???


OJALA FUERA TAN BARATO. Típico de Proctor & Co. Es todo taaaaaan fácil que pareciera que la gente es extremadamente lela. Porque no vivimos en un cielo-en-la-tierra, nadie lo sabe. xD

No comparto esa parte. Lo demais si.

Desencantada dijo...

Fede:
No me hagas sonrojar u.u

Gonzalo:
Yo creo que no es que seamos lelos, somos ignorantes. Y si te parece q Proctor dice boludeces, bueno, no le des bola... pero te estás cerrando a enseñanzas muy copadas... y en definitiva si te pones a investigar es casi lo mismo que enseñan todos los grandes maestros...

Iván dijo...

Qué feo que es estar enojado!
Me suele pasar que me nojo por algunas situaciones tontas o por malos entendidos que no valen la pena. Encima me enojo solo, me hago el ofendido y solo me duele a mí mismo.
Por eso trato de que eso no me pase más, si me molesta algo decirlo, aclarar las cosas y listo. Es sacarse un peso de encima, tirar esa olla de gua caliente a un costado y olvidarse de aquello que nos hace mal.

Prefiero vivir feliz que amargado!

Siempre tan reflexiva :)

Besos!

Gonzalo dijo...

Desencantada:

A los hechos me remito. Ahora esas enseñanzas (así como muchísimas otras de diferentes tradiciones, incluso cosas que 100 años atrás eran verdaderos secretos) están al alcance del publico en general. ¿Que cambio? Poco y nada.

Igual todo bien. Yo lo puteo a Proctor no porque lo que diga no sea cierto, sino porque su enfoque es demasiado materialista y el mismo se dedica a promover el secreto no por altruismo sino por cash.

La ley de atracción funciona, pero no es todo tan abracadabra y ya esta. Como dije al principio: OJALA fuera tan fácil.

Desencantada dijo...

Ivan:

Bien por vos si te sale!

Gonzalo:

OOOOOOBVIO que no es fácil! pero él mismo lo dice, esto hay q estudiarlo y estudiarlo hasta que te entre en la cabeza y empieces a aplicarlo de a poco. Es verdad que Proctor habla mucho de la parte materialista, pero todo tiene que ver con lo mismo, todo viene desde adentro. Y el tema de El Secreto, no sé, yo vi la película, me pareció cualquiera, después encontré otro material que me llegó más. EL Secreto es como una introducción a todo esto, está más que claro que al que le interesa va a buscar más...

Y por qué no cambió nada? bueno, porque hay muchas más mentes cerradas que abiertas, porque no nos encargamos de buscar información y estudiarla, porque a la mayoría no le interesa la espiritualidad, porque la mayoría no cree en nada que no puede ver...

Ro dijo...

Me encantó, creo que es totalmente cierto! Cuando uno perdona, se perdona a uno y mismo y lo mejor de todo ello es el crecimiento!

Hugo dijo...

Perdonar no es siempre posible.

A veces si, incluso de forma rápida, pero hay cosas que no se olvidan y duelen demasiado como para perdonar a quien las hizo.

Y de eso terminan viviendo los psicólogos. :p

Desencantada dijo...

Ro:
Y una vez que creces no podes volver atras :)

Hugo:
AJAJ eso es muy verdadddd!!

Dany dijo...

Cada vez que no perdonamos ponemos un peso.....pero en nuestra mochila. Al cabo de un tiempo de esta práctica no podemos casi ni caminar sin quejarnos. Un beso!

-eme- dijo...

No me sale mucho perdonar, la verdad, y tampoco pienso que sea tan sencillo como lo exponen los "grandes maestros". Generalmente dejo q pase el tiempo y que mi vida se vaya llenando de otras cosas q tener presente en la mente. De esta manera no es que perdono o no perdono, sino que vivo dejando atrás, olvidándome.