14 de julio de 2009

Mundo capitalista



En este momento me libero de toda la presión a la que me sometes.
Desde ahora, no me importa si cumplo con tus expectativas o no.
Sos una piedra más.
Mi vida no depende de vos.
Lo que me das puedo conseguirlo en otro lado.
No me interesa crecer para vos.
Sos una etapa más.
Soy mucho más que lo que pretendes de mi.
Dentro tuyo todo es irreal.
Agradezco que hayas entrado en mi vida, sólo mientras la enriquezcas.
Sos transitorio.
Sos el primero, no serás el último.
Desde hoy no me importa cuánto más tendré que aguantar.
Te voy a exprimir hasta el último segundo, como sé que querés exprimirme vos a mi.
Intentá lastimarme, mis heridas van a curar, no sos real.

Y ahora soy libre, porque sos mi elección.
Y mi elección es aprovechar el dolor que me causas para aprender de él.
Algún día te voy a recordar con cariño...
mientras tanto, sabé, SABELO...que soy libre de tus garras metódicas.

2 comentarios:

fians4k dijo...

Pero cuanta honestidad en esa secuencia de imágenes. Como trabajador de 8 a 17, reconozco que cada semana de mi vida se rige por ese patrón de comportamiento. Lamentable, pero cierto.

Disenchanted dijo...

Sí, es genial, tenía que estar en mi blog. Muchas gracias por tu comentario!