23 de agosto de 2009

Balanza

Es cierto que todo tiene sus pro y sus contras, sus ventajas y sus desventajas, pero al final todo se reduce a la simpleza: poner la situación en una balanza, de un lado la felicidad que te da, del otro, lo miserable que te hace. Buscar el equilibrio, porque nada es perfecto…pero tampoco tiene que ser una mierda. Si la balanza se inclina hacia el lado de las cosas que te hacen sentir mal, entonces es hora de que busques la forma de eliminar ese peso. Quizás tengas que meterte en el barro, ensuciarte y sacarlo a palazos. Seguramente te tome un tiempo. Probablemente sientas que es imposible… pero si dejas que todo siga igual, la balanza se rompe…y sin ella, ¿como volvés a encontrar el equilibrio? Siempre quedan restos de ese peso, son los recuerdos; pero tal vez en un futuro sean lo único que exista para equilibrar tu alegría y recordarte que detrás de cada rosa hay una espina, pero que tampoco hay mal que por bien no venga.

9 comentarios:

El Fantasma de Belgrano dijo...

El tema es que muchas veces son los recuerdos los que te determinan si algo te genero más tristeza que felicidad. Y si te basás en ellos, significa que el momento ya pasó y que no estás en condiciones de decidir sino apenas de recordar.

Disenchanted dijo...

No, en realidad me baso en el presente; los recuerdos que quedan son residuos. Si siguen causando la misma tristeza que antes entonces ese peso nunca fue liberado...eso pensaba.
Gracias por tu comentario.

Clementine dijo...

ja ! la filosofia de la balanza es tan complicada como la del corazón/cerebro , de hecho están muy relacionadas , tan relacionas que la mayoría de las veces que perdemos el equilibrio es por escucharlo y seguirlo , una vez más a él , al maldito corazón. pero bueno , nadie dijo que sería fácil , y es más (por un lado) mejor que así sea , porque (desgraciadamente) aprendemos así , perdiendo.




beso.

nequito )) dijo...

Aclaro q no es de mi autoria mi blog.. solo subo fragmentos o poemas que el leido y que he guardado a lo largo de muchos años.. tengo cosas escritas por mi, pero me da algo de verguenza publicarlas, igual creo que algun dia las subire. Aclaro porque no me quiero llevar los laureles de otras personas, pero tampoco les pongo el nombre de autor para que el lector no tenga prejuicios a la hora de leer. Gracias por pasar, muy lindo lo tuyo tb!

=)

Xaj dijo...

Hay que jugar de cómplice de la balanza, manotearle unos gramos de nuestro lado. El equilibrio solidifica con el tiempo, entre las piernas y el suelo.

Saluditos.

fians4k dijo...

Fundamental compensar. ¿La balanza se inclina porque todo es una mierda? ¿Imposible sacar esa mierda? Entonces poné del otro lado algo que te haga lo suficientemente feliz como para hacer esa mierda tolerable hasta que eventualmente te puedas desprender de ese peso innecesario y finalmente la balanza se incline hacia el otro lado.

Pero mientras... hay que equilibrarla como sea.

LOLA dijo...

¿el equilibrio en realidad existe? no se, siento que la busqueda se encuentra en ir conociendote, aceptar todo lo que cabe en ti y en tu vida y aprender de tus emocines...en la escucha...aunque cada hora decidas algo diferente...
a veces nos condiciona pensar en ese supuesto equilibrio...
por eso deseo vivir en el presente y dar movimiento a esa balanza...llenar, vaciar... solo dejandome llevar por mis deseos en cada momento. Y sobre todo tomar decisiones y ser acción.
muchos besos
gracias, me has echo reflexionar...
lola

Hermes dijo...

Me gusta la idea de equilibrio, sobre todo ese que siempre está perdiéndose, y que se vuelve a buscar.

A ver qué te parece esto (no me resisto a preguntar): aunque parece simple poner de un lado lo positivo y del otro lo negativo, ¿no es a veces es difícil reconocerlo...?

Disenchanted dijo...

No me parece difícil...si me hace sentir bien, es bueno, si me hace sentir mal, es malo.
Si ambas cosas están en una misma persona por ejemplo, entonces hay que ver qué porcentaje de cada uno me hace sentir.
=)