9 de agosto de 2009

La espera

Parece que todo el mundo tiene una sola respuesta para absolutamente todos los problemas que aquejan al ser humano: “esperá”, te dicen. Que el tiempo todo lo cura, todo lo soluciona.

Alguna vez me dijeron
“por qué será que no sos capaz de disfrutar el ‘de mientras’ de las cosas?”


El “mientras” me molesta mucho. Por qué tiene que ser así? Sea esperando que pase algo bueno o algo malo, uno siempre espera algo, por lo tanto vive en un estado de “mientras”. A la gente le gusta la anticipación quizás, a mi no; realmente me angustia, me ahoga en ansiedad. El que disfruta del momento es porque no tiene un “mientras” en su vida. O ya tiene todo lo que desea, o no le preocupa el momento en que las cosas se den, o quizás no tenga expectativas del futuro… Pero teniéndolas, cómo se puede olvidar que está esperando que se cumplan? Me cansa esperar y marcar los días en el calendario, para ver que no hay final, no hay fecha, nadie sabe. Me pone nerviosa que haya tantos días vacíos sin sentido. Me cuesta creer que todo es como tiene que ser, inclusive en este estado de NADA. Pero quiero creer, tengo que creer, tiene que haber una respuesta...qué sentido tiene la vida si no esperas nada de ella?

O al final la felicidad se trata de eso, de no esperar nada?


Qué impotencia.

2 comentarios:

Nemesis dijo...

"A las víctimas de la espera".
A ellos les dedica Antonio Di Benedetto su novela zama.
Yo creo que el problema ocurre cuando la espera se transforma en algo permanente. Se espera, se espera, pero nunca llega aquello que se espera...
Pero hay algo peor. Cuando uno sale a la búsqueda de aquello que se espera pero tampoco aparece.

Saludos!

KUBAN dijo...

John Lennon dijo: "La vida es eso que te ocurre mientras estás ocupado haciendo otros planes" No hay camino hacia la felicidad, la felicidad es el camino.