27 de marzo de 2011

Cómo enamorar - Parte I

Usted quiere enamorar a una mujer:

Paso 1:
Nunca deje de ser quien usted es. Si ella está hecha para usted, lo querrá tal cual es.

Paso 2:
Deje de lado las groserías. No expulse gases, no se rasque la panza, báñese, perfúmese, lávese los dientes. La mujer quiere un hombre limpio y educado (al menos en su presencia). No actúe como un pajero, no mire otros culos y tetas delante de ella. No hace falta que reprima las puteadas, o que intente ser algo que no es, siempre y cuando no se torne desagradable.


how you doin'?

Paso 3:
Mírela como si fuera su comida favorita, con ganas. Algunos hombres que han dominado el arte de esta mirada, lo llaman “ojos entrecerrados” o en inglés “dreamy eyes”. Para lograr este efecto, entrecierre los ojos levemente, o simplemente fume faso. De vez en cuando, abrácela, busque alguna excusa para el contacto físico. Utilice el humor, su mejor arma, para ver qué onda. Esto generará “tensión sexual” y enviará algunos poderosos mensajes subliminales a la mujer: A) que usted tiene ganas de hacerla gozar. B) que usted le genera fantasías nocturnas, lo cual la hace sentirse un poco como Megan Fox. C) que usted no tiene intenciones de convertirse en su amigo. D) hace que la mujer lo considere como una posible pareja sexual.


calorrr, caloorr!


Paso 4:
Una vez establecida la “tensión sexual” (lo cual notará en la actitud de la mujer, por ejemplo en un poco de nerviosismo, timidez, o cierta histeria),
muéstrese maricón. Sí, maricón. Cuente lo que no le contaría a nadie: cómo le gustaría tener a alguien para hacer cucharita en las noches, o llevarle el desayuno a la mañana. Exprese que usted, a pesar de su testosterona, es un ser sensible, que le gusta alguna canción romanticona, quedarse un sábado a la noche a mirar películas en la cama y que le hagan caricias en el pelo. Esto generará ternura en la mujer, y le enviará otros dos importantes mensajes: A) que con usted no puede andar boludeando, porque ha expresado claramente que eso es lo que pretende de ella, y que podría lastimarlo si sólo lo usa para eso. B) lo más importante, que usted sería una buena pareja.

momento "aaaaaaawwww!"

Paso 5:
Si la respuesta de la mujer es positiva (puede constatarlo con sus actitudes, o si es muy lelo, preguntarle a alguna amiga), no tenga miedo de acercarse cada vez más. No espere demasiado tiempo, ya que si usted no intenta hacer una movida, la mujer puede llegar a olvidar la tensión sexual y ponerlo en una cajita con el rótulo de “amistad”, en la cual quedará atrapado hasta el fin de los tiempos. Intente crear situaciones en donde ambos queden solos y cerca. Son favorables los sofás, los autos, lugares oscuros y la presencia del alcohol u otras sustancias deshinibidoras.


Paso 6:
Pasado el primer beso, (en el que usted deberá tomarla del mentón de esta forma, con esta mirada de mezcla de macho cabrío con príncipe azul, que la hará humedecer la bombacha), hágale saber a la mujer que esperará lo necesario para tener sexo, porque lo que usted quiere va más allá de eso. Con esto, logra que la mujer le tenga más ganas que usted a un sánguche de milanesa.


Paso 7:
Luego saque a relucir su ternura más que nunca -antes y después de verla- y su capacidad de generar tensión sexual cuando se encuentra con ella. Hágala sentir deseada y querida a la vez. Esto hace que las hormonas de la mujer se descontrolen y que además sepa que usted la quiere, dándole la seguridad de que cuando entregue, usted no se va a aburrir de ella.


-- Se aceptan sugerencias para contribuír a este post escrito con mucha resaca--

18 comentarios:

Dany dijo...

Bueno. El primer punto dice:
"Nunca deje de ser quien usted es. Si ella está hecha para usted, lo querrá tal cual es."

Habría que apostar a este punto porque para los siguientes no hay forma de no alejarse de este.

Tal vez haya alguno que haya nacido para ser todo eso junto y
encima se cuide de los gases y otras yerbas. Pero no se lo recomiendo por regla general son psicópatas.

Beso.

Desencantada dijo...

Dany:
Considero que cada hombre lleva un caballero, un tierno, un sensible, un seductor, y por consiguiente, no deja de ser quien es en ningún momento... estos serían solo tips para que saquen cada una de sus atributos en momentos determinados para un fin, que es enamorar.

Igualmente esto está hecho con humor, tómese con pinzas y con soda.

SantitAh dijo...

JAjajaja todo muy lindo!
Pero ahora quiero consejos para que nosotras los enamoremos a ellos!

Bezitozz

Desencantada dijo...

Es la que se viene, Santitah ;)

Hugo dijo...

¡Momento!

¿Que tiene de malo rascarse la panza?

No me digan que ese es el secreto que me estaba perdiendo.

Desencantada dijo...

Es desagradable Hugo!! sobre todo porque siempre se suben la remera y se rascan sobre los pelitos, haciendo ese sonido crchh crchh crchhh, aaah asco!

yop! dijo...

haaaaaa..... desncaada si es desagradable sentir ese ruidito..
En fin me encanto :D es tan facil que consigan que nos enamoremos lo que sucede es que no han tomado en cuenta todo esto...ajajajaja
Besos :D

Fepi dijo...

Ya van hacer una propaganda de esa tipo llame ya y va a aparecer un musculoso diciendo desde que uso el manual de enamoramiento de mujeres de desencatada no he podido parar de enamorar mujeres!! Es increible!

Lo intenso es que es una guía de de como enamorar no de como lograr un filito o algo.

Igual hay ciertas cosas que por experiencia personal no se aplican avisoo o hay que tener cuidado de como se hacen, porque te pueden terminar jugando muy pero muy en contra. Ustedes las mujeres tienen algunos mecanismo complejos que nunca voy a lograr a entender racionalmente lo que creo que hace un poco mas locoo todo y algunas cosas que quieren no son textual, excepto que sea el principe azul por el que se derriten jajaja

La Criatura dijo...

¡esto es indignante! ¡este blog promueve la promiscuidad y el consumo de alcohol y estupefacientes!



(voy a llevar este posteo de machete para mi próxima cita... sobre todo por los dibujitos)

Dany dijo...

Claro, lo mío está dicho con ironía. Quedan caballeros, no le quepa duda. Beso

Iván dijo...

Excelente este post!

Coincido plenamente en que si uno no es uno mismo de entrada, es muy probable que esa relación no llegue a buen puerto. Al menos que pretendamos fingir para toda la vida...

Y creo que hacerla sentirse importante y querida es lo que todas desean. Aunque lo deseen con otro, jaja

¿Por qué el que besa en el dibujo es (parecido a) David Bowie?
Yo no me parezco a él! :P

Muy bueno!
Besos!

PutA aL pEdO dijo...

geniales los pasos!!! me mori de risa tambien!!

pilar dijo...

muuuuuy bueno y educativo, si tan solo los hombres siguieran bien estos pasos... las cosas serian mas faciles, no?
se nota que esta escrito por una mujer, pero ahora... habria que saber cuales son los pasos que tenemos que seguir nosotras!
un beso :)

Desencantada dijo...

ajajaja! matan los comentarios!
ahora se viene la 2da parte escrita por un HOMBRE, no por mi, asi que vamos a tener la posta (??)

dale calor dijo...

Mi punto de vista, nunca seas como quiera nadie que seas, sino tu mismo. Las mujeres seguis buscando al principe azul y no os habeis dado cuenta que somos casi todos ranas, ¿asi que porque llevaros al desengaño? ser vosotros mismos, nunca finjais ser como o quien no sois, nunca actueis siguiendo un guión. Siempre habra algo de ti que guste a quien te quiera, eso si nunca te descuides porque si te descuidas a ti, jamas podras cuidar de nadie.

saludos, te sigo en google friends, buen blog y buenas pautas, para quien no tiene las ganas de buscar las suyas propias ejeje

http://dalecalor.blogspot.com

Mariana dijo...

Jajajaja me pareció excelente!!! Claras y precisas todas las instrucciones!
Siempre te leo y me encanta lo que escribis me rio mucho! Segui asi! Saludos! =)

Eleanora Rigby dijo...

Excelente.
Añado: sírvale la bebida, córrale la silla, ábrale la puerta dejándola pasar primero, no la deje ir "del lado de la calle". Detalles de caballerosidad, extra points.
Besoss! de Eleanora Rigby

Nico dijo...

¡Amén!
Prometo seguir al pie de la letra tus consejos, a ver si mejoro un poco....

Abrazo grande.