25 de junio de 2010

Dar bola

Él: me doy cuenta que donde no me dan bola me canso...y donde me dan mucha bola... me pudren.

Yo: sí, como todos. Al final una nunca sabe cuánta bola darles.

Él: Y a ustedes les pasa lo mismo.

*piensa*

¿¿¿¿¿...????


Cantidades proporcionales de bola... en función de... ¿en función de...?

Tiene que ser proporcional porque si no hay equilibrio de... bola... entonces... demasiada bola y poca bola pudren. Mejor dicho, demasiada bola se torna denso... poca bola hace que ésta desaparezca. Que te den mucha bola es como que te caguen a pelotazos y no sabes para donde apuntar y llega un momento que decís, BASTAAA, dejame vivir, dejame pegarle a otras pelotas, dejame descansar. Y si no te dan bola... y no te dan bola... y no te dan bola... o te quedas ahí esperando como un pelotudo hasta que te cansas y te vas... o te vas a la mierda y te olvidas que la bola estaba.

La bola tiene que picar de un lado y del otro. Pin, pan, pun, pin, pon, ping pong ¿?
Podría decirse que es como el partido ese de tennis que fue interminable... hasta que uno de los dos se calentó y la terminó. ¡ZASSSSSSSS! ¿Por eso se dice "dar bola"? FAAAAA...


*cortocircuito*

15 comentarios:

Filósofo dijo...

Para estar en paz hay que poder vivir sin andar necesitando atencion positiva o negativa de los demas para reforzar nuestra idea de nosotros mismos.

Ro dijo...

Tal cual si te dan poca bola decis lpmqtrp ni la hora, y si te dan mucha bola decis aiii que insoportable para un poco flaco.

Fepi dijo...

Claro el peloteo de pingpon sería como ese punto exacto de la cuerda donde no te caés, apenás uno remata o se queda con la bola se pudre todo ¡? que se yo jaja!! Las relaciones humanas son tan incompresibles a veces, que no hay mesa de ping pong, ni estudioso del comportamiento humano que pueda resolver nuestros misterios!

::♥ Sol ♥:: dijo...

me aburro más cuando no me dan bola...

Lucy in the sky dijo...

Ui siiiiii, cuando no me da bola, ando llorandoooo y diciendo AA MIRALO AAA NO ME DA BOLA y cuando lo tengo me canso y quiero a otro :$ jajajaj lo que es la mujer dios.

allyouneedisblood dijo...

Una vez más! conceptos concisos resumidos en metáforas perfectas!
Brindo por una bola equilibrada!!! jajaja

Montado de un Huevo dijo...

100% de acuerdo...en simples y cortas palabras: no hay poronga q nos venga bien!!!!



Saludos!
El Huevón

Bee dijo...

hay un instante milagroso que es cuando dos personas se aman al mismo tiempo:

Con la misma cantidad de bolas,ping pong... y desaparece el mundo...
pero... cuantas veces en la vida pasa y por cuanto tiempo?...
En fin si te pasó, buscaras eternamente e inconscientemente que te vuelva a pasar y si no te pasó... ya te llegará el momento! y disfrutenlo mientras dure porque después...

beso Des!! excelente post!! me gusta cuando se enajena!!!

=)

Bee Beep

Ana dijo...

También cuando te da bola (siento que después de leer tantas veces la expresión, es ridícula) la persona que tanto quisiste, te deja de importar.

Qué histérico que es el ser humano, ¿no?

Besos y saludos

Hijo De Puta dijo...

tenes un problema cagando

Sebastian dijo...

Hijo De Puta dijo...

tenes un problema cagando


Joooo joooo!

El Flaco Experimental dijo...

Para que una persona este totalmente enganchada de vos, y para que vos también estes bajo esa condena/delicia, la bola no se mide, simplemente se da, resulta muy natural dosificar la bola, más cuando las personas se llevan naturalmente bien, sin esfuerzo alguno, en los casos en que no se lleven tan bien, bueno, la situación es más problemática, si se aman, no hay drama, se autoregula la ecuación "bola-hastasgo", sino sienten en verdad, se va todo al carajo y termina en las respuestas ya mencionadas por Desencantada :D

La Criatura dijo...

el problema es cuando las bolas pesan...


(o cuando te las rompen)

Filósofo dijo...

Hablando de bola, Desencantada no nos da bola a nosotros, sus fieles seguidores. jejeje

El alter ego de Mabel dijo...

pero yo soy más de las que se quejan cuando no les dan "bolilla". será que necesito realmente muy poca atención.