25 de junio de 2011

Los extremos del amor

Dicen que los extremos nunca son buenos, y que la única forma de lograr una vida feliz y saludable es "encontrar el equilibrio".

El equilibrio o el punto medio se puede aplicar a todos los aspectos de la vida... pero ¿habías pensado que también existe en el amor?

Como pueden observar en la siguiente gráfica: En el extremo izquierdo, vos estás tan fríiiiiaa, como la nieve a mi alrededoooorr ♪ ... bueno, eso, no te interesa ni un poco, flaco, andá a freír churros. En el derecho, te encajetaste tanto con el guacho que estás absolutamente obsesionada o como a mi me gusta llamarle, in-lust-eada (mezcla de "in love" expresión en inglés para "enamorada" y "lust", que significa lujuria), y obviamente, terminas odiando al amor.



Ustedes me dirán, decime pelotuda, y si estoy obsesionada con ESEEE y solamente ESSSEEEE me puede producir lo que me produce , y quiero a EEESSSEEEE... entonces ¿qué tiene de malo?

Y yo les digo: Las personas que están (o mejor dicho, que vos ubicás) en ese extremo, te producen tanta pero tanta admiración, tanto deseo y desesperación, que son capaces de anularte completamente hasta el punto de hacerte sentir incómoda. Hacen que siempre estés buscando su aprobación, llenándote de miedos e inseguridades.
No solo te cambias 29 veces porque sentís que te pongas lo que te pongas nunca vas a estar a su altura, si no que calculás cada palabra que vas a usar, borras y reescribís 74 veces los mensajes antes de mandarlos, y sos capaz de quedarte despierta la noche entera mirando el celular hasta que te conteste. Eso no es saludable, mamita. Lo peor es que por más que lo intentes, nunca podes ser cool adelante de esa persona, ni mucho menos demostrar todo lo que tenes para dar. Y eso trae, como bonus track, una frustración y un dolor bárbaro, porque vos SABES que si el chabon te viera por lo que sos, y no por la pelotuda en la cual te convertís cuando él está ahí, quizás sí se fijaría en vos como algo más que un pedazo de carne cojible/no cojible.
Es la típica obsesión que, oh surprise, nunca llega a nada. Un amigo me dijo que cuando uno idealiza al otro, nunca termina bien... quizás es porque eso NO es amor, sino una psicosis que si no es tratada puede llevarte a ser una mujer asesina o suicida.


Pero vayamos a la importante moraleja del día de hoy:
también EXISTE un punto medio.

Están esas personas con las que disfrutas pasar el tiempo, porque te sentís cómoda, relajada, como se da en el caso de la amistad. La amistad no es ni indiferencia ni obsesión, está ahí en el medio. Es un estar ahí para el otro, cuando quiera y viceversa. Es saber que ambos se aceptan y se quieren TAL CUAL SON. De hecho, estar con ellos te hace sentir BIEEEEEEN, te hace quererte y aceptarte más, porque eso es lo que ellos sienten por vos. Así es en la amistad, y me atrevo a decir también que así es en todas las relaciones amorosas exitosas.



Querido diario: Hoy aprendí que el amor no puede ser amor si no hay LIBERTAD.

Después de todo, todas queremos ser Gwen Stefani en este video, sin maquillaje, contentas, amadas... y claro, bien cojidas. =)




But, you see the colors in me like no one else



También puede interesarte: No todas las mujeres piensan lo mismo... o sí

18 comentarios:

Sofía dijo...

totalmente de acuerdo ! idola

Ro dijo...

Ahí está el defecto, en querer demostrar ser algo que no somos. Como si actuáramos para caerle bien a los demás y eso el fin y al cabo termina mal. Y como vos bien decís el error número uno está en idealizar.

SantitAh dijo...

Me identifico demasiado con la obsesionada. Igual creo que todavía no toqué fondo así.
En fin la otra ves escribí una entrada parecida: http://santitah.blogspot.com/2011/05/grey-bridge.html

Que andes bien

Pepe dijo...

Ok...
Te entiendo...
Me pregunto porque los hombres nunca nos detenemos a hablar de estas cosas con nuestros amigos...
Que diferentes somos (gracias a Dios).

gastmun dijo...

A veces me causa gracia que en todo el proceso de seduccion la gente se convierta en otra persona(y estoy hablando de gente que busca algo más que una noche de lujuria), termina por venderle a la otra persona alguien diferente a quien es y despues tiene que remarla para meter su personalidad de a poco. Un delirio más.

Dany dijo...

Coincido. Cuando idealizás comenzás una enfermedad de la cual cuesta mucho salir.

Desencantada dijo...

Sofia: EHhh gracias! :)

Ro: sí, la onda es ser conscientes de que lo hacemos, eso es lo difícil a veces.

Santitah: qué bueno que no tocaste fondo! yo sí, no está bueno, no lo recomiendo, vos seguí ahí arriba! ahora chusmeo tu entrada, gracias.

Pepe: porque ustedes SABEN vivir de la mejor forma: no enroscándose.

Gastmun: UFFFFF!!! no podrías haberlo puesto en mejores palabras, es tremendoo!! y no es gracioso ni un poco, pero bueno, sí, es lo que pasa! xD

Dany: no sé si se sale, para mi que se puede frenar, y volver a retomarlas, como las adicciones.

espiii :) dijo...

Wow, esto fue muy raro,era como si leyera mi historia con mi ex (sí, justo en la parte de la obsesionada u.u) estaba tan pero tan loca x él que lo idealicé tanto, inventé una novela sólo en mi cabeza (god! qe buena escritora sería!), tenía un mundo irreal de rosas y cuando caí en la realidad me di cuenta de que nunca fue asi como yo lo creía, ni él,ni el cuentito jaja asiqe bueno, hoy en día estoy completamente enamorada, pero no obsesionada viste lo que dice arjona "el amor sin libertad dura lo que un estornudo" Besos (:

Patricia dijo...

Una MUY buena entrada! Beso enorme :D

Iván dijo...

Pero qué linda Gwen Stefani!
Jaja, nos la dejaste picando :P
Ya ni me acordaba de ese tema, muy bueno!

Ahora, tenés razón que no es bueno idealizar, porque perdés de vista lo que en realidad es y lo que vos querés. Pero es algo que pasa solo y es difícil de ver la realidad.
Lo mejor creo que es ir de frente, de una, sin pensar tanto. Porque cuando uno empieza a pensar demasiado y no logra nada, nos enroscamos al pedo.

Muy buena entrada, como siempre!

Un beso!!!

Dany dijo...

Si, se puede salir. Cuesta mucho dolor pero se puede, pero hay que desear salir. Un beso.

Martina dijo...

AAAAAH yo no tengo punto medio para nada, soy una extremista terrible, por eso me va mal en algunas cosas como el amor jajaja. Muy bueena entrada!

Con edulcorante y al Revés dijo...

Alto tema.. (:

Yo fui condenada astrológicamente por la balanza.. la ironía del equilibrio ficticio que no tengo jajaja

Es ley, nos gusta ese que no viene con un moño, ese que te da un 1/4 pero te quita 3/4. Somos masoquistas por naturaleza e incorformistas por elección.. Nose, la búsqueda del equilibrio es una constante incostante.. un eterno "tener que"..

Mi beso mujer!

Bati dijo...

Relax!

Descosida dijo...

Pasando por el estadío "calenchu" de esto que explicas... y pasandome tooodo lo que decis, hablando incluso del tema "ideal", mi psicologa me dijo al respecto, que en algún momento del enamoramiento, uno "desidealiza" al otro ser y lo hace si se quiere mas "humano" y ahi es cuando la relación se vuelve posible. Si dejamos a la otra persona siempre en ese pedestal del "ideal", la otra persona nunca se hace alcanzable porque precisamente es "ideal" entonces no puede ser real. Linda nota, comparto!

Desencantada dijo...

Descosida: wow es re interesante lo que te dijo, gracias por compartir...espero que nunca mas me pase, pero si volviera a pasar, saber eso CREO que sirve... somos todas unas gilas, quelevamoahacer.

Anónimo dijo...

Eso es lo que me paso con "Ese" y lo que me podría pasar com "Eme"

Saludos Desencantada, ya te conte mi historia...

ナベル愛

Pablix dijo...

Bueno, pero ya de por si el amor es un extremo en toda su extensión y sus matices.

El amor es un arma de doble filo, un extremo maravillo o la peor de las catástrofes.

Saludos, y lindos escritos tenes por aca!

PD: El tema de Calamaro que citaste no habla de mujeres ni de amor! xD